BioLand
ESP ENG
Logo Store

Nuestra Posición

El mundo actual ofrece un escenario incierto en cuanto a la acelerada contaminación y destrucción de nuestro medio ambiente. Los bosques, los ríos, los océanos y la atmósfera, son dañados en forma irracional por nuestra propia estructura de consumo. 

Con el fin de reducir sus costos, las empresas recurren a masificar la producción sustituyendo los ingredientes integrales por refinados y los naturales por artificiales, sin preocuparse mayormente por el impacto que tales acciones puedan ejercer sobre el medio ambiente y la salud del consumidor.

Nos enfrentamos ahora a una situación asfixiante: enormes poblaciones ávidas de consumo, una competencia industrial encarnizada, una tecnología extremadamente sofisticada y sistemas publicitarios súper eficientes, capaces de controlar los hábitos del consumidor y llevar a cabo cambios dramáticos e irreversibles sobre el ambiente global.

BioLand simboliza con su nombre, el compromiso real de trabajar por una tierra llena de vida, promover la agricultura biológica u orgánica, rescatar prácticas industriales naturales y tradicionales, así como emplear procedimientos comerciales más limpios, ecológicos y respetuosos de la salud de los seres humanos y su medio ambiente. Todo esto con el fin de contribuir a un mundo futuro más sano y solidario.

BioLand nace en 1982. Su planta industrial se localiza en Costa Rica, propiamente en la zona de Tres Ríos, bajo las laderas del majestuoso Cerro de la Carpintera, con su enorme y frondoso bosque natural, actualmente protegido por el Estado costarricense.

cultivocanha

La creación de esta organización fue inspirada en la belleza de la vida de nuestro particular planeta, el cual hay que valorar en sus dimensiones. Dicha iniciativa ha estado sustentada, desde sus orígenes, por la firme visión de que las empresas modernas deben cambiar con miras al futuro.

Con esta visión, la compañía se instala con el fin de trabajar dentro de estrictos límites ideológicos y marcos éticos de acción.  Se implementan prácticas y métodos productivos tendientes a favorecer la salud de la población y del medio ambiente. La entidad se superpone a los parámetros regulares de las empresas convencionales, meramente lucrativos, en dónde las razones y metas son siempre ecuaciones de rentabilidad, aunque a veces estas,  pretendan disfrazarse, con una mejor imagen, haciendo contribuciones que de ningún modo logran reparar los daños ya hechos.

En este sentido, la empresa surge con la idea de revolucionar la industria convencional de productos alimenticios y de cuidado personal.

En los inicios fue un gran desafío, difícil de pronosticar en cuanto a resultados.   Así se diseñó un proceso gradual, planeado para suplir varias etapas, de acuerdo con el cumplimiento de las siguientes acciones:

– Introducir un concepto renovado y específico de calidad, en relación con las ventajas reales para el consumidor

– Contactar productores de materias primas sanas y amigables con la naturaleza. Establecer el mecanismo de apoyo,  ofreciendoles garantías de adquisición de sus productos y en algunos casos financiamiento.

– Sustituir aquellos ingredientes considerados dañinos o cuestionados, por otros productos que favorezcan los aspectos de salud del ser humano y su entorno

Paralelamente a las acciones anteriores, se estableció un plan dirigido a la contribución ambiental, como un acto responsable que no ha de separarse de estas prácticas industriales.

Desde entonces, estos objetivos han significado una serie de cambios industriales, basados en una relación transparente y solidaria con el consumidor, manteniendo la empresa su compromiso ineludible. A su vez, este concepto integral de calidad va más allá de solo proponer un conjunto de normas de higiene, homogeneidad y complacencia de los sentidos; en este caso, se hace referencia al mejoramiento integral de la vida.

Al mismo tiempo, se ha ofrecido la información necesaria acerca de temas soslayados dentro del campo de la educación regular del ciudadano contemporáneo, principalmente, el cuidado de la salud desde una perspectiva integral y el consumo de productos edificantes para el organismo, sin impactar negativamente el ecosistema.

Luego de años de labor, los engranajes de la empresa están girando y la motivación continúa en aumento. Y hoy por hoy, BioLand ha conformado una cultura proactiva que cuenta con procesos innovadores y un intenso programa de investigación, para el desarrollo de nuevos emprendimientos; además, apoya a proveedores justos con el medio ambiente que, a su vez, se comprometen con el bienestar de la población. Es así, como sus consumidores crecen cada día y reconocen que estos productos son óptimos, en cuanto a calidad alimentaria y cuidado personal.

plantanosotros1